Milagro en un memorial de la I y II Guerra mundial

Durante una tremenda ola de calor que asoló al Reino Unido en el mes de julio, un incendio forestal arrasó un campo agrícola al norte de Kent. El motivo del cese de tal evento trágico dejó boquiabiertos al mundo entero. Algunos hablan de un verdadero milagro.

Al respecto, el portal Christian Today informó que el fuego se detuvo en el borde superior de una gran cruz blanca tallada en el suelo que sirve como un monumento conmemorativo de la Primera Guerra Mundial. El mismo está dedicado a los hombres de la aldea cercana local que nunca regresaron a casa. Los nombres de los que murieron en la Segunda Guerra Mundial se agregaron más tarde a las piedras dentro del perímetro de la cruz.

La cruz conocida como «La cruz de tiza» está tallada en la colina North Downs sobre el pueblo de Lenham, según War Memorials Online . Y mide más de 200 pies por 69 pies.

El gigantesco memorial fue diseñado por el Sr. CH Groom, y se pagó con donaciones públicas en 1922. La piedra conmemorativa original que registraba los nombres de las personas de la parroquia que murieron durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial se trasladó al Cementerio de Lenhan.

Las imágenes de drones publicadas en línea por el diario británico The Independent muestran una gran área del campo quemada por el fuego. Las llamas parecen haberse detenido en la esquina superior izquierda de la cruz, pero la cruz permaneció intacta.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *