La Iglesia metodista perdió 106 congregaciones por apoyar al movimiento LGBTQ

En Estados Unidos, más de 100 iglesias han acudido a los tribunales para demandar a la Conferencia de Florida de la Iglesia Metodista Unida (UMC) con el deseo de abandonar la denominación inmediatamente.

La razón principal de estos litigios se basan en los desacuerdos sobre el clero metodista unido que realiza matrimonios para parejas LGBTQ y ordena a personas LGBTQ como clérigos en la iglesia.

En este contexto, ciento seis iglesias de Florida quieren dejar la denominación y llevar sus propiedades con ellos. La demanda dice que el liderazgo de la iglesia no está cumpliendo con el Libro de la Disciplina de la congregación, que se ocupa de la doctrina cristiana, las creencias de la denominación, y la propiedad de los edificios de la iglesia.

El Tallahassee Democrat informa que el principal demandante, la Iglesia Metodista Unida Grace de Lawtey, acusó a la conferencia alegando que la dirección de la iglesia impuso un fuerte pago de salida como condición para dejar la UMC.

La denuncia alega que «la Conferencia Anual de Florida ha tomado la posición de que tiene derecho a mantener la propiedad de la Iglesia Metodista Unida Grace». La propiedad-que fue poseída y pagada… mucho antes de que la UMC y la Conferencia Anual existieran- a menos que Grace… pague una cantidad sustancial de dinero según lo determinado unilateralmente por los Demandados de la Conferencia Anual».

Según el Centro Nacional para la Vida y la Libertad, Grace United Methodist fue fundada en 1888 como una iglesia metodista episcopal. La demanda también acusa al obispo de la UMC Kenneth Carter, que dirige la Conferencia de Florida, de violar el Libro de Disciplina de la denominación al no disciplinar a un obispo abiertamente gay y a un reverendo progresista en San Petersburgo.

Un funcionario de la nueva denominación de la Iglesia Metodista Global, teológicamente conservadora, que se separó de la UMC el 1 de mayo, dijo que podría ser la primera de varias batallas legales que se avecinan para la UMC. «Florida es el primero de lo que anticipo que podría ser un número de juicios similares», dijo Keith Boyette, el coordinador oficial de la conexión transitoria de la GMC a Religion News Service.

El medio de comunicación dijo que Florida ha surgido como un indicador temprano de lo que podría ser el cisma cuando comience a desarrollarse en toda la Iglesia Metodista Unida. En una declaración, el Obispo Carter, que dirige las Conferencias de Florida y Carolina del Norte Occidental de la UMC, escribió: «Estamos profundamente apenados por esto, ya que buscamos ser una iglesia unida en el amor y en la misión». Según Carter, «la Conferencia Anual de Florida se ha comprometido a proporcionar una salida amable para aquellas iglesias que deseen salir, de conformidad con nuestro proceso común delineado en el Libro de la Disciplina, y han estado tratando de involucrar a esas iglesias en ese proceso”.

«Pedimos que, a pesar de su prisa, estos grupos que buscan separarse estén a la altura de las responsabilidades establecidas por la Conferencia General en 2019, y que no causen dolor, daño o desprecio a otras iglesias metodistas unidas, a otros miembros en sus iglesias u otros pastores», escribió.

«Gran parte de esto tiene que ver con la equidad y las responsabilidades que las iglesias tienen entre sí. Por ejemplo, una separación abrupta crea problemas significativos que dañarán los beneficios y las pensiones de los pastores jubilados y sus cónyuges que dedicaron su vida al servicio”, continuó Carter. «Otro ejemplo es la protección que las iglesias dan para apoyar nuestros campamentos, el Hogar Infantil Metodista Unido, a los ministerios del campus, a los proyectos de respuesta a los desastres naturales ya las misiones en el extranjero».

Como informó CBN News el pasado mes de mayo, el GMC se separó oficialmente de la UMC tras años de debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y la ordenación de pastores abiertamente homosexuales.

Mientras que la mayoría de los delegados de la UMC con sede en Estados Unidos han favorecido las ideas pro-LGBT, los conservadores estadounidenses y la mayoría de los delegados de los bastiones metodistas en África y Filipinas favorecen un enfoque bíblico tradicional de la sexualidad.

Como informó CBN News el mes pasado, docenas de iglesias en Georgia se separaron de la Iglesia Metodista Unida (UMC) por disputas relacionadas con temas LGBTQ.

La Conferencia Anual de la UMC del Norte de Georgia de 2022 comenzó una votación para desafiliar a 70 congregaciones el 2 de junio. Eso representa el nueve por ciento de las congregaciones en la Conferencia y el tres por ciento de su membresía, según la denominación.

Tras la votación, la obispa Sue Haupert-Johnson y los miembros oraron por las iglesias que se retiraron. «Bendice a estas congregaciones al partir», dijo. «Oro para que seamos socios en el ministerio, y para que hagas tu poderosa obra de sanar la división y superar las grietas». La desafiliación oficial fue definitiva el 30 de junio.

La UMC dice que tiene 6,3 millones de miembros en Estados Unidos y 6,5 millones en el extranjero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.